domingo, 20 de abril de 2014

Aleluya!!!!!












.





Aleluya ....Cristo Resucitó !!!
Celebremos con un corazón renovado la fiesta de la Esperanza y de la Paz !!!!
Cristo Vivo por siempre en nuestros corazones!!!!
Dios bendiga al mundo entero y reine el Amor que Cristo nos regala con su Vida donada en la Cruz.









Dios los bendiga!!!

jueves, 17 de abril de 2014

"HAGAN ESTO EN MEMORIA MÍA"



Pasar por la vida dejando huellas...
Jesús, humano, hombre, amigo, pasó por este mundo como tú,
dejando sus huellas de Amor, dejándonos su Cuerpo y su Sangre
para fortalecernos en medio del dolor, de las espinas, de las piedras...
Unámonos hoy en la Eucaristía para sentirnos parte de esta Cruz!!!!

El Jueves Santo recordamos la Última Cena
de Jesús con sus amigos.
La Ultima Cena
Muchos de nosotros recibimos, cuando éramos chicos, la Primera Comunión.
La Comunión es el alimento que da fuerzas al cristiano para vivir su fe.
En esta Cena los Apóstoles, hicieron su Primera Comunión.
Hoy es también el Día del Sacerdote porque Jesús en un día como hoy cfelebró la primera misa con sus apóstoles y les dijo: "HAGAN ESTO EN MEMORIA MÍA".
Desde ese día todos los sacerdotes repiten las palabras y los gestos de Jesús y celebran la Misa.
El Sacerdote es una persona llamada por Dios para estar al servicio del pueblo de Dios.
También, en un día como hoy, Jesús les dijo a sus amigos: " Quiero que la gente reconozca a los cristianos por el amor que se tienen entre sí . Por eso les dejo este mandamiento: Ámense unos a otros como Yo los amé ". Y Jesús, nos dio el ejemplo de humildad y servicio, lavando los pies a sus discípulos y, al día siguiente dando la vida por todos nosotros en la cruz.
Vamos a rezar:
* Piensa que Dios está junto a ti, que te ama y que te está escuchando.
* Lee cada oración lentamente y al final de cada frase haz un poco de silencio.
* Las oraciones son sólo una ayuda, rezále a Dios con las palabras que salgan de tu corazón.

Señor, ayudame a perdonar al que me ofendió o me hizo algún mal.
Señor te pido por todos los niños que se van a preparar para hacer la Primera Comunión.
Señor, te pido por todos los sacerdotes, para que sean fieles al llamado que Dios les hizo para servir al Pueblo de Dios.
Señor, te pido que cada vez que te reciba en la Comunión. me des la fuerza para vivir de acuerdo a tus enseñanzas.

Dios mío, reconozco mi debilidad

pero confío en tu fuerza.

Ayúdame a amar a todos las personas como Jesús nos pide que los hagamos,

sin hacer diferencias,

y con todo el corazón.

Dame un corazón dispuesto a ayudar

a quienes más me necesitan. Amén.

http://www.lluviaderosas.com/santa_teresita/index.php?option=com_content&task=view&id=154&Itemid=149

miércoles, 9 de abril de 2014

La verdad los hará libres


Felices los que retienen la Palabra de Dios con un corazón bien dispuesto y dan fruto gracias a su constancia.

Juan 8,31-32: La libertad que nace de la fidelidad a la palabra de Jesús. Jesús manifiesta a los judíos: “Si os mantenéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. Ser discípulo de Jesús es lo mismo que abrirse a Dios. Las palabras de Jesús son en realidad palabra de Dios. Comunican la verdad, porque dan a conocer las cosas como son a los ojos de Dios y no a los ojos de los fariseos. Más tarde, durante la última Cena, Jesús enseñará lo mismo a los discípulos. 


Jesús, tengo sed de tu Palabra,abre mis oídos y mi corazón, para que haciendo de ella guía de mis pasos pueda ir caminando la vida de manera serena y en paz. Amén

miércoles, 26 de marzo de 2014

Sólo quieres un corazón humilde...

Lo que llamo Cuerpo mío, lo es en verdad.

…Lo que ahora os he dado no lo juzguéis pan, tomad, comed y no piséis sus migajas; lo que llamo Cuerpo mío, lo es en verdad. Una mínima miga suya puede santificar millones y basta para dar vida a todos los que la comen. Tomad, comed con fe, sin dudar un punto que esto es mi Cuerpo y el que lo come con fe, come en él fuego y Espíritu Mt 3,11;… quien con fe come el pan santificado en mi nombre, si es puro, puro se conserva, si es pecador, es perdonado…
San Efrén, Doctor de la Iglesia
Sermón 4 Nº 4
http://www.sancta-missa-cotidiana.org/es/?m=201312

...quien con fe come el pan santificado en 

mi nombre, si es puro, puro se 

conserva, si  es pecador, es perdonado…

Mi reflexión

Que inmensa tu Misericordia, tu Amor para 

con tus amados ¿quién puede estar 

totalmente puro para acercarse a recibir 

al mismo Dios hecho alimento por 

nosotros?  Sólo quieres nuestro amor de 

corazón para Ti, sólo quieres un corazón 

humilde...

miércoles, 19 de marzo de 2014

Te amamos San José !


Ciudad del Vaticano (AICA):
 En el día en que la Iglesia celebra la festividad de san José, y cuando se cumple un año de la misa de inicio su pontificado, el Santo Padre dedicó su catequesis al padre de Jesús y esposo de María. En Roma se celebra el día del padre, por lo que el Papa asoció ambas celebraciones y resaltó la figura de san José desde la perspectiva de la educación y pidió a todos los presentes que piensen en su padre, vivo o ya fallecido, y se rezó un padrenuestro por ellos






Para los Carmelitas
Descalzos, la solemnidad de San José conlleva unas connotaciones muy peculiares. Efectivamente, Santa Teresa de Jesús le quería de una manera especial y puso toda su obra de fundadora bajo su patrocinio. Lo presenta como maestro de oración, ya que durante toda su existencia tuvo un trato íntimo con Jesús y la oración es tratar de amistad con el Señor, con intensidad y frecuencia.
San JoséLos dos principales aspectos que hacen de San José uno de los personajes más importantes de toda la historia de la salvación son su descendencia davídica (que él transmite a Jesús) y su condición de justo.
Respecto al primer punto, recordemos que José pertenece a la estirpe de David (cf. Mt 1,20). En cuanto que Jesús es legalmente el «hijo de José» (Lc 4,22), puede reclamar para sí el título mesiánico de «hijo de David» (cf. Mt 22,41-46), dando cumplimiento en su persona a las promesas hechas a su antepasado: «Mantendré el linaje salido de ti y consolidaré tu reino» (2Sam 7,12ss). José es el anillo que une a Jesús con la historia de Israel, desde Abrahán en adelante, según la genealogía de Mateo (Mt 1,1-16) y con las esperanzas de toda la humanidad, desde Adán, según la genealogía de Lucas (Lc 3,23-38).
Respecto al segundo punto, cuando la escritura llama «justo» a José, quiere decir, ante todo, que es un hombre de fe, que ha acogido en su vida la Palabra de Dios y su proyecto sobre él. Como Abrahán, ha renunciado a sus seguridades y se ha puesto en camino, sin saber adónde iba, fiándose de Dios. De esta manera, se convierte en modelo de todos los creyentes, que viven una fe inquebrantable en la bondad de Dios, acogiendo su Palabra con solicitad, obedeciendo incondicionalmente a su voluntad. Jesús mismo aprendió de San José, en su infancia, la obediencia dócil a Dios, el amor a su familia, la oración silenciosa, la laboriosidad y la honestidad.
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.

lunes, 10 de marzo de 2014

Él es el custodio de la Iglesia

 Quien  ha rogado a este amado Santo, sabe que sus súplicas son escuchadas,

aquí  una Novena  a nuestro querido San José para rezar juntos.

Palabras del Santo Padre:

Dios confía a José, la de ser custos, custodio. Custodio ¿de quién? De María y Jesús; pero es una custodia que se alarga luego a la Iglesia, como ha señalado el beato Juan Pablo II: «Al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo» (Exhort. ap. Redemptoris Custos, 1).


Novena a San José -del 10 al 18 de marzo-

Por la señal, …
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre,
Redentor mío, por ser Tu quien eres, bondad infinita y porque te amo
sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte
ofendido, también me pesa porque puedes castigarme con las penas del
infierno. Animado con tu divina gracia,
propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la
penitencia que me fuera impuesta, para el perdón de mis pecados. Amen
Oh gloriosísimo Padre de Jesús, Esposo de María. Patriarca y Protector
de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de
gobernar, regir y defender en la tierra la Sagrada Familia; protégenos
también a nosotros, que pertenecemos, como fieles católicos. a la
santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y alcánzanos los bienes
necesarios de esta vida, y sobre todo los auxilios espirituales para
la vida eterna. Alcánzanos especialmente estas tres gracias, la de no
cometer jamás ningún pecado mortal, principalmente contra la castidad;
la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena
muerte, recibiendo bien los últimos Sacramentos.
ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
Oh custodio y padre de Vírgenes San José a cuya fiel custodia fueron
encomendadas la misma inocencia de Cristo Jesús y la Virgen de las
vírgenes María; por estas dos queridísimas prendas Jesús y María, te
ruego y suplico me alcances, que preservado yo de toda impureza, sirva
siempre castísimamente con alma limpia, corazón puro y cuerpo casto a
Jesús y a María. Amén.
Jesús, José y María, os doy mi corazón y el alma mía
Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.
Jesús, José y María, con Vos descanse en paz el alma mía.
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
Antífona. Tenía el mismo Jesús, al empezar su vida pública, cerca de
treinta años, hijo, según se pensaba de José.
V. San José, ruega por nosotros.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.
Oración. Oh Dios que con inefable providencia te dignaste escoger al
bienaventurado José por Esposo de tu Madre Santísima; concédenos que,
pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como
protector en los cielos. Oh Dios que vives y reinas en los siglos de
los siglos. Amén.
1o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús así como consolaste a tu padre amado en las
perplejidades e incertidumbres que tuvo, dudando si abandonar a tu
Santísima Madre su esposa, así te suplicamos humildemente por
intercesión de San José nos concedas mucha prudencia y acierto en
todos los casos dudosos y angustias de nuestra vida, para que siempre
acertemos con tu santísima voluntad.
Terminar con la oración final para todos los días.
2o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu padre amado en la
pobreza y desamparo de Belén, con tu nacimiento, y con los cánticos de
los Ángeles y visitas de los pastores, así también te suplicamos
humildemente por intercesión de San José, que nos concedas llevar con
paciencia nuestra pobreza y desamparo en esta vida, y que alegres
nuestro espíritu con tu presencia y tu gracia, y la esperanza de la
gloria.
Terminar con la oración final para todos los días.
3o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu amado padre en el
doloroso misterio de la Circuncisión, recibiendo de él el dulce nombre
de Jesús, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José,
nos concedas pronunciar siempre con amor y respeto tu santísimo
nombre, llevarlo en el corazón, honrarlo en la vida, y profesar con
obras y palabras que tú fuiste nuestro Salvador y Jesús.
Terminar con la oración final para todos los días.
4o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu padre amado de la pena
que le causó la profecía de Simeón, mostrándole el innumerable coro de
los Santos, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San
José que nos concedas la gracia de ser de aquellos para quienes tu
sirves, no de ruina, sino de resurrección, y que correspondamos
fielmente a tu gracia para que vayamos a tu gloria.
Terminar con la oración final para todos los días
5o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como tu amado padre te condujo de Belén a
Egipto para librarte del tirano Herodes, así te suplicamos
humildemente, por intercesión de San José, que nos libres de los que
quieren dañar nuestras almas o nuestros cuerpos, nos des fortaleza y
salvación en nuestras persecuciones, y en medio del destierro de esta
vida nos protejas hasta que volemos a la patria celestial.
Terminar con la oración final para todos los días.
6o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús así como tu padre amado te sustentó en Nazaret, y
en cambio tú le premiaste en tu santísima compañía tantos años, con tu
doctrina y tu dulce conversación, así te rogamos humildemente, por
intercesión de San José nos concedas el sustento espiritual de tu
gracia, y de tu santa comunión, y que vivamos santa y modestamente,
como tú en Nazaret.
Terminar con la oración final para todos los días.
7o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como por seguir la voluntad de tu padre
celestial permitiste que tu amado padre en la tierra padeciese el
vehementísimo dolor de perderte por tres días, así te suplicamos
humildemente, por intercesión de San José, que antes queramos perder
todas las cosas y disgustar a cualquier amigo, que dejar de hacer tu
voluntad; que jamás te perdamos a ti por el pecado mortal, o que si
por desgracia te perdiésemos te hallemos mediante una buena confesión.
Terminar con la oración final para todos los días.
8o. Día
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, que en la hora de su muerte consolaste a tu
glorioso padre, asistiendo juntamente con tu Madre su esposa a su
última agonía, te suplicamos humildemente, por intercesión de San
José, que nos concedas una muerte semejante a la suya asistido de tu
bondad, de tu Santísima Madre y del mismo glorioso Patriarca protector
de los moribundos, pronunciando al morir vuestros santísimos nombres,
Jesús, María y José.
Terminar con la oración final para todos los días.
9o. Día

Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.
Oh benignísimo Jesús, así como has elegido por medio de tu Vicario en
la tierra a tu amado padre para protector de tu Santa Iglesia

Católica, así te suplicamos humildemente por intercesión de San José,
nos concedas el que seamos verdaderos y sinceros católicos, que
profesemos sin error la fe católica, que vivamos sin miedo una vida
digna de la fe que profesamos, y que jamás puedan los enemigos ni
aterrarnos con persecuciones, ni con engaños seducirnos y apartamos de
la única y verdadera religión que es la Católica.
Terminar con la oración final para todos los días.
Dios los bendiga en abundancia!!

sábado, 8 de marzo de 2014

Me mueve tu AMOR

SONETO A JESÚS CRUCIFICADO

EL MÁS PERFECTO ACTO DE CONTRICIÓN


No me mueve, mi Dios, para quererte,
el cielo que me tienes prometido;
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una Cruz y escarnecido;
muéveme el ver tu cuerpo tan herido;
muévenme tus afrentas y tu muerte.
. Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.
.
No me tienes que dar porque te quiera;
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero, te quisiera.
Recemos diariamente este soneto que constituye el acto más perfecto de contrición. Si sale realmente de nuestro corazón con verdadero AMOR A DIOS, por ser Él quien es, borra cualquier pecado -aunado al propósito de no pecar más y de acudir a la confesión sacramental a la brevedad posible-. Luego de rezarlo así y en caso de morir, iremos a la bienaventuranza eterna.

Por otra parte, es conveniente saber que el arrepentimiento o dolor por nuestros pecados puede ser imperfecto (llamado ATRICIÓN o también CONTRICIÓN IMPERFECTA), y consiste en el dolor que se tiene debido al temor a los justos castigos divinos que merecemos (eternos o temporales) por nuestros pecados; es suficiente para el perdón de los pecados en el sacramento de la Penitencia, pero no lo es para alcanzarnos la gracia sin el sacramento de la Confesión.
 Esto significa que, por sí mismo, no borra los pecados, sino sólo cuando se acude al confesionario..

jueves, 6 de marzo de 2014

Negarse a sí mismo...

Si alguno quiere venir en pos de mí


Lucas 9, 22-25.
Cuaresma.
Bueno es aquel que no cubre con su yo la luz de Dios, no se pone delante él mismo, sino que deja que se transparente Dios.

Del santo evangelio según san Lucas 9, 22-25

En aquel tiempo, dijo Jesús: "El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día". Decía a todos: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí, ése la salvará. Pues, ¿de qué le sirve al hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se pierde o se arruina?". 

Oración introductoria
Jesús, se nota que lo que tú querías no era -ni ha sido nunca- ganarte un buen número de seguidores que quisieran ir en pos de ti para hacer milagros, o para adquirir mucha fama entre la gente, o incluso para vivir un evangelio diseñado a su comodidad. Por eso, desde que predicaste tu mensaje, dejaste bien claro que implicaba necesariamente la cruz, renunciar a sí mismo, perder la vida por ti. Ese es el camino para seguirte, para acercarnos al misterio tan gigante de tu persona y para encontrar en ti la verdadera vida.

Petición
Jesús mío, dame mucha fe y amor para llevar la cruz que tú me has dado, pues es el camino por donde has querido que te encuentre y llegue hasta ti.

Meditación del Papa Francisco
Tenemos todo: tenemos la Iglesia, tenemos a Jesucristo, los sacramentos, a la Virgen, todo, un buen trabajo para el Reino de Dios. Pero no basta el bienestar espiritual sino hasta un cierto punto. Como aquel joven que era rico: quería ir con Jesús, pero hasta un cierto punto. Falta esta última unción del cristiano, para ser cristiano de verdad: la unión de la cruz, la unción de la humillación. ¿Soy un cristiano de cultura y de bienestar? ¿Soy un cristiano que acompaña al Señor hasta la cruz? El signo es la capacidad de llevar la humillación. La verificación si un cristiano es un verdadero cristiano es su capacidad de llevar con alegría y con paciencia las humillaciones; y como esto es algo que a nadie le gusta... hay muchos cristianos que, mirando al Señor, piden humillaciones para parecerse a Él. Esta es la elección: o cristianos de bienestar - que irán al Cielo ¿eh?, seguro te salvarás ¿eh? - o cristiano cerca de Jesús, por el camino de Jesús. (S.S. Francisco, 27 de septiembre de 2013, homilía en misa matutina en la capilla de Santa Marta). 

"Ser cristiano cerca de Jesús, por el camino de Jesús " Sigamos caminando con Jesús en este tiempo de cuaresma...

¿Has pensado qué ayuno vas a ofrecerle al Señor esta Cuaresma?


ayunoEn honor al Señor, puedes ofrecerle pequeños sacrificios durante los 40 días que dura la Cuaresma. A continuación, encontrarás algunas sugerencias de ayuno:

Ayunaré de juzgar a otros. Descubriré a Cristo que vive en ellos.
Ayunaré de palabras hirientes y diré frases sanadoras.
Ayunaré del egoísmo. Viviré en gratuidad.
Ayunaré de enojos. Procuraré vivir en paciencia.
Ayunaré de pesimismo. Me llenaré de esperanza.
Ayunaré de preocupaciones. Confiaré más en Dios.
Ayunaré de quejarme. Daré gracias a Dios por la maravilla de la vida.
Ayunaré de la angustia. Oraré con más frecuencia
Ayunaré de rencores. Practicaré el perdón.
Ayunaré de darme importancia a mí mismo. Seré compasivo con los demás.
Ayunaré de ansiedad sobre mis cosas. Me comprometeré en la propagación del Reino.
Ayunaré de desalientos. Me llenaré de entusiasmo de la fe.
Ayunaré de todo lo que me separe de Jesús. Intentaré vivir muy cerca de Él.
Ayunaré de hacer gastos superfluos. Daré dinero a los necesitados.
Ayunaré de perder el tiempo inútilmente. Ofreceré mi tiempo al que me lo pida.
Ayunaré de desprecios hacia los demás. Veré en toda persona a un hermano.
Ayunaré de excesos gastronómicos. Tendré hambre y sed de justicia.

Ayunaré, Señor, para tener hambre de Ti y, para que pensando sólo en Ti, un día pueda estar junto a Ti.http://webcatolicodejavier.org/ayunare.html

martes, 4 de marzo de 2014

Tiempo de penitencia...

MIÉRCOLES DE CENIZAS

Miércoles de cenizas, comienza la cuaresma, tiempo litúrgico, de conversión,  de arrepentimiento, de cambio, de ser mejores, de acercamiento a Cristo.

Nuestro amado Jesús, nos hace una invitación, cambiar de vida. Esta vida es temporal, entonces, ¿porque no ser como Dios quiere que seamos? Nuestro Padre tiene un gran ideal, que todos sus hijos sean como Jesucristo, que seamos hombres buenos, generosos, caritativos, amorosos con todos nuestros hermanos.
Todos somos pecadores, somos fáciles de tentarnos, se nos hace difícil caminar hacia la santidad, pero debemos estar atentos, porque el pecado nos aleja de Dios. Pero el Señor nos regala este tiempo, de perdón, de reconciliación, de penitencia. Por tanto, tenemos que saber aprovechar bien estos cuarenta días, limpiando nuestro corazón, expulsando de nosotros los odios, los rencores, las envidias, es decir todo lo que se opone a nuestro amor a Dios Padre, nuestro amor al Dios Hijo, a nuestros propios hermanos.
Nuestra Iglesia nos invita a vivir una cuaresma en el amor de Jesús, orando, escuchando la Palabra de Dios y meditándola, participando activamente de cada una de las celebraciones de este tiempo.  La Iglesia nos guía en la finalidad de la Cuaresma y nos invita a participar en la preparación a la Pascua, en el camino hacia la Pascua.
Hoy con la imposición de las cenizas, iniciamos una etapa espiritual muy especial e importante para nosotros como cristianos,   nos preparamos de la forma más digna posible para vivir el Misterio Pascual, es decir, la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús.
Polvo somos  y en polvo nos convertiremos, solo Dios sabe cuándo. La imposición de las cenizas nos lo recuerda, principio y fin, alfa y omega, de nuestra vida, estamos de paso. Entonces mientras estemos, hagamos una vida recta, sana, solidaria. Por ello, en esta cuaresma, hagamos un compromiso, ser mejores y hacer obras buenas. Mucha gente está esperanzada con sus hermanos cristianos, no los defraudemos, demos alegría a los que viven acompañado de la amargura, demos esperanza a los que parecen desfallecer, oremos por los enfermos, ayudemos al que necesita, las actitudes cristianas nos ayudarán a parecernos más a Jesús.
Nuestra conversión, nuestra penitencia, nuestras buenas obras de este tiempo litúrgico, serán una hermosa adhesión a Jesucristo.
(http://www.caminando-con-jesus.org/MD/MISA%20DIARIA%20DEL%2005%20DE%20MARZO%202014.htm)


Un Salmo para rezar en Cuaresma...

Oración del Salmo Penitencial 51 Salmo en que el Rey David expresó su arrepentimiento y con el que tantos santos han suplicado perdón al Señor :Oh Dios, ten compasión de mí
Miserere mei, Deus
Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa, le decimos a Jesús.
Lava del todo mi delito, limpia mi pecado. Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Contra ti, contra ti solo pequé.
Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme, no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo espíritu.
Devuélveme la alegría de tu salvación, afiánzame con espíritu generoso. Señor, me abrirás los labios, y mi boca proclamará tu alabanza.

El Señor nos atenderá si en el día de hoy le repetimos de corazón, a modo de jaculatoria: Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme.

Que vivamos este tiempo con el corazón puesto en amar a Dios y en Él al prójimo.