jueves, 22 de agosto de 2013

Santa María eres nuestra Reina!



Esta fiesta fue instituida en el año 1955 por Pío XII. Cierto: María no es reina al estilo humano, pues ella misma se proclama sierva del Señor y vive oculta toda su vida. Es Reina por ser Madre del Rey del universo, quien dijo “mi reino no es de este mundo”, y “no vine para ser servido, sino para servir”. Pío XII, al coronar a la Virgen de Fátima, la llamó “Madre y servidora del Rey de los mártires”. En la Salve la llamamos “Reina y madre de misericordia”, y las letanías proclaman sus verdaderas prerrogativas de Reina: “Reina de los ángeles, de los patriarcas, de los profetas, de los apóstoles, de los mártires, de los confesores, de las vírgenes, de los santos; Reina concebida sin pecado original, Reina elevada a los cielos, Reina del santo rosario, Reina de la paz”. En el quinto misterio glorioso se afirma que fue “coronada por la Santísima Trinidad como Reina de cielos y tierra”. Privilegios que nada tienen que ver con los reinos de este mundo. La Constitución Lumen Gentium, del Concilio Vaticano II, dice: "María fue asunta a la gloria celeste y fue ensalzada por el Señor como Reina universal, para asimilarla de forma más plena a su Hijo". Y como suprema Reina nuestra, le debemos respeto, veneración y amor sincero
http://www.caminando-con-jesus.org/MD/MISA%20DIARIA%2022%20DE%20AGOSTO%202013.htm


ORACIÓN A LA REINA DEL CIELO

 (Imprimatur concedido por el Papa San Pio X el 8 de junio de 1908)

Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles, a Ti que has recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, pedimos humildemente que envíes legiones celestiales para que, bajo Tus ordenes, persigan a los demonios, los combatan por todas partes, repriman su audacia y los precipiten en los abismos.
Quien como Dios?
!Oh buena y tierna Madre, siempre seras nuestro amor y nuestra esperanza!
!Oh Divina Madre, envía a los Santos Ángeles para defenderme, y aleja de mi al cruel enemigo!
Santos Ángeles y Arcángeles defendednos y guardadnos.
Amen


Dulce Madre y Reina del cielo y de la tierra, estrella que guía, sol que abraza, bendice a tus hijos que te necesitamos!
Amén.

1 comentario:

  1. Mi amada madre y reina que nunca me abandona!

    Bella entrada, gracias!

    ResponderEliminar